Mitos y verdades

Los hombres competitivos.

IMG_6104Al menos los que me ha tocado conocer, algunos mucho, otros menos pero la mayoría supera por una amplia diferencia al sexo femenino.

Desconozco el motivo, habría que indagar en la historia el por qué de este fenómeno. Tal vez será el instinto de supervivencia o lo del macho alfa de la manada. No lo se.

Lo que si se es que esta actitud de estar en permanente desafío con la vida es propia de los hombres y se manifiesta en todas y cada una de las actividades, disciplinas o deportes que hagan. Ya sea en el trabajo, en el colegio, en un juego de mesa o en un partido de fútbol. Niños, jóvenes, adultos y ancianos. Ganar por  encima de todo será el objetivo.

Según mi propia experiencia se califican de la siguiente manera: el hombre competitivo normal, el que quiere ganar y se enfada mucho si no lo consigue, pero es justo, no hace trampa y sufre una gran frustración por haber perdido que puede durar entre 2 horas y 3 días. Si, así es. Y por otro lado está el hombre competitivo compulsivo, que es capaz de cualquier cosa con tal de alcanzar el éxito, hacer todo tipo de trampas, inventar atajos, saltarse las reglas y todo lo que esté a su alcance para conseguir su objetivo: ganar.

Anécdotas para representarlo creo que no me faltan. La última que me toco vivir empieza así:

Domingo día de la madre, lluvia, partido de fútbol a las 9 de la mañana. Si. Una por su pequeño futbolista es capaz de hacer esto y mas.

Pues resulta que el pequeño futbolista es de esos niños que viven todo de forma intensa. Y cuando digo intensa lo digo así, acentuando mucho la E. Para mi era su primer torneo de fútbol y para él la final de la Champions League. Y así fue. Partido tras partido. Gol arriba, gol abajo. Hasta que no pudo controlar al monstruo llamado “éxito” y fue a increpar al portero de su equipo por no haber atajado un gol. Además le dijo que se fuera de la portería, que el se pondría en su lugar porque lo hacía mejor. OOOOOHHHHHHH NOOOO!. El pobre niño portero ofendido y triste ante tamaña acusación no tardó en romper a llorar. Desde la grada todo se veía muy lejano, por suerte, porque si no todas las miradas se hubieran dirigido a mi, la madre del niño que no sabe perder. En los minutos siguientes al partido hubo llanto desconsolado, patadas al césped del campo, puñetazos al aire, cara de furia, etc.

La verdad me dio mucha pena por el niño portero y por mi pequeño futbolista. Pensé que luego del partido sería un buen momento para hablar con él y explicarle que eso no se hace. Que el fútbol es un deporte en equipo y que no se culpa a nadie por haber perdido así como tampoco se agradece a nadie por haber ganado. Que todos jugamos bien y mal en un mismo partido y que las consecuencias pueden ser insignificantes o catastróficas. Y bla, bla, bla..

Orgullosa de mi discurso me fui a dormir pensando que mi pequeño futbolista había entendido la lección y que la próxima vez intentaría controlar su necesidad de éxito. Y me equivoqué.

Al día siguiente, esa competitividad lo había poseído de manera superlativa y acusaba a su hermano pequeño de haber ganado haciendo trampa en un partido de ping pong en el pasillo de mi casa. Oh my boy!. Que haré contigo esta vez.

Y todo siguió como es habitual. Quién se sirve primero el Nesquik, quién termina primero de comer, quién hizo más goles en el partido de fútbol del patio del cole y quién termino antes el trabajito que indicó la maestra. Todo es motivo de competencia.

Se que con el tiempo crecerá y se dará cuenta de que no siempre ganar es lo mas importante, que por encima del éxito está la diversión y el respeto a sus compañeros. Es un trabajo duro y agotador pero creo que finalmente conseguiré que sea capaz perder con gracia y elegancia.Y mientras tanto convivir con triunfos, derrotas, logros y fracasos.

Y tu, tienes alguna anécdota para compartir?

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s